Editorial

 

Diseño de Gonzalo Catriao

Diseño de Gonzalo Catriao

Nuestra visión sobre ‘el buen comer’ constituye un estilo de vida que nutra al cuerpo y genere un bienestar para la persona. Promovemos una idea de alimentación saludable que implique la adopción de productos integrales, nutritivos y de fácil acceso. Rompemos los estereotipos de las dietas restrictivas, obsesivas, irreales y eternas. En Lifeat, creemos que comer bien es el gran paso para una vida saludable, en donde la persona es consciente de cada bocado que deja entrar a su organismo. No se trata solo de saber qué comer, sino tam- bién de conocer lo que estamos consumiendo: de dónde provienen, cuáles son sus propiedades y cómo se producen estos alimentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que “una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”. Es decir, saber cómo alimentarse es una medicina preventiva contra los males que afectan la salud.

El ‘buen comer’ no significa restringirse, sino aprender cuáles son las cantidades necesarias y equilibrar los aportes nutricionales de lo que se consume. En esta primera edición de Lifeat abordamos la alimentación cómo una causa y una consecuencia. Los reportajes de este número dan a conocer relatos de personas y familias que han cambiado su forma de alimentanse en base a objetivos específicos, así como también por causas médicas debido a patologías inmunológicas. Además, destacamos productos innovadores de producción nacional que marcan nuevas tendencias alimentarias y aportan beneficios saludables. Por último, la globalización que ha permitido el intercambio cultural se ha visto reflejado en la variedad de alimentos y nuevos platillos que se introducen con más frecuencia de un país a otro.

El ‘ciclo de la vida’ señala que básicamente nos nutrimos de los recursos de la naturaleza y volvemos a ella para mantener vivos. Por esta razón, en Lifeat nos enfocamos en la alimentación natural. Valoramos y damos espacio a los emprendedores que apuestan por una industria que promueva el cuidado ambiental y que aproveche al máximo las materias primas que extraen de la tierra dándoles a los residuos una segunda oportunidad.

En Lifeat apostamos por el aprendizaje del consumidor a través de la búsqueda y selección de productos en base a su contenido nutri- cional. En este contexto, la tecnología se ha convertido en una aliada a través de aplicaciones digitales que facilitan el conteo de calorías, evaluación de macronutrientes y opciones de planes alimenticios.

Chile fue pionero en la región al incluir las etiquetas informativas en los alimentos procesados para dar a conocer a los consumidores si un producto es alto en azúcares, grasas o sodio. Si bien este es un primer paso para la alimentación consciente, en Lifeat apos- tamos por la constante búsqueda de cambios, innovaciones y tendencias en la producción alimentaria. Si somos lo que comemos, más vale saber qué consumimos y cómo podría influir positiva o negativamente en nuestra salud; eso es ‘el buen comer’.