Surfista chileno de 16 años se consagra campeón latinoamericano junior

Tras la sexta y última fecha del Tour ALAS 2018 celebrada en El Salvador, Nicolás Díaz, oriundo de Antofagasta, alcanzó el primer lugar al conseguir el mayor puntaje total; su gemelo, Vicente, llegó al cuarto puesto.

En enero de este año, en la primera parada del Tour de la Asociación Latinoamericana de Surfistas Profesionales (ALAS) 2018, efectuada en Viña del Mar, Nicolás Díaz obtuvo el segundo lugar. Diez meses y cinco fechas oficiales de la competencia después, en la playa La Bocana de El Salvador, se coronó campeón latinoamericano de surf juvenil. Durante ese periodo, el joven deportista de 16 años y su gemelo, Vicente, tan solo durmieron cuatro semanas en su casa en Antofagasta.

“Esto se hizo con base en sacrificios de los niños, por no poder estar y compartir su infancia con los amigos”, explicó el entrenador de los hermanos Díaz y coach de la selección junior con sede en Antofagasta, Francisco Gálvez, quien los ha instruido desde que tenían ocho años. Su trayectoria sobre la tabla y las olas ha sido compaginada con su vida escolar –ahora– a través de exámenes libres y el acompañamiento de sus padres, Marcela Barriga y Fernando Díaz.

Cedida Instagram Nicolás Díaz
Cedida Instagram Nicolás Díaz

El antofagastino se encuentra hoy en el 24° lugar del ranking de la World Surf League (WSL) –organización mundial del deporte que se mide independiente de la ALAS–, en la categoría juvenil varonil; mientras que, en la escala profesional masculina de esta misma asociación, ocupa el 599°.

«El año pasado quedé tercero en el ranking (En la ALAS) y estoy feliz de poder haber salido campeón ahora. Pero esto no sería posible sin mis papás y obviamente mi hermano, que desde pequeño ha sido mi mayor impulso y motivación para surfear», afirmó Nicolás Díaz con respecto a la ardua preparación que lleva realizando desde pequeño junto a su gemelo, quien se consagró como el 4° mejor del torneo. «El hecho de querer siempre superar al otro es lo que me ha llevado hasta aquí, y así seguiremos hasta que terminemos de surfear en nuestras vidas”.

Y fue precisamente la actuación de Vicente en el Hype Energy Drinks Latin Pro, última fecha de la competencia, la que le aseguró el triunfo a Nicolás, quien llegó como líder a esta. Para consagrarse campeón, solo necesitaba alcanzar las semifinales, y que el ecuatoriano Juan Pablo Yáñez y el peruano Gabriel Vargas –quienes le sucedían en el puntaje general– no obtuvieran el primer sitio en esta cita.

Nicolás cumplió al llegar a la ronda exigida, aunque no pasó de ahí al ser eliminado por su propio hermano. En la final, Vicente se sobrepuso al ecuatoriano, el último capaz de arrebatarle el oro a su gemelo. Al final, la primera posición en El Salvador fue para el local Alejandro Martínez, y los hermanos Díaz consiguieron hacer así historia en el surf chileno.

Sacábamos la cuenta con su madre, que es la mánager, y desde enero a noviembre solo han estado en su casa cuatro semanas”. Francisco Gálvez, entrenador de los gemelos Díaz.

Un título para el país

Si bien esta no es la primera ocasión en que un nacional se erige campeón latinoamericano, “es un gran aporte”, reconoce Francisco Gana, organizador de las fechas del Tour Mundial de la WSL en Arica y ex dirigente de la Federación Chilena de Surf (Fechsurf); a lo que recalca que “hace diez años que no teníamos buenos resultados en categorías menores a nivel internacional”.

Una década atrás, Manuel Selman obtuvo esta presea en tres oportunidades consecutivas, y en 2008 Sofía Bórquez hizo lo respectivo en la categoría femenil. “En el fondo no es nuevo en el deporte”, señala el actual vicepresidente de la Fechsurf, Max Petit, pese al vacío de títulos juveniles internacionales en esos años.

Sobre el logro de Nicolás Díaz, el también editor del portal de noticias Chilesurf destaca más lo que representa para la región del atleta, y subraya que “hoy Antofagasta se empieza a posicionar como una plaza importante gracias a este título”.

Es un gran aporte. Hace diez años que no teníamos buenos resultados en categorías menores a nivel internacional”. Francisco Gana, organizador de las fechas del Tour Mundial de la WSL en Arica.

No obstante, retoma Francisco Gana, el Tour ALAS “es un circuito que todavía está en vías de crecimiento, donde no compiten todos los latinoamericanos que deberían participar”. A ello suma el hecho de que no es necesario ganar todas las citas que componen la competencia para ser campeón, sino que se debe sumar mejores puntos al final. Nicolás Díaz solo conquistó la fecha efectuada en Perú.

Tanto Gana como Petit recalcan que el principal reto es destacar en el circuito mundial, en alusión a la WSL, lo que será uno de los próximo desafíos de Nicolás y Vicente Díaz. “Nosotros vamos tratando de avanzar paso a paso. Ahora ellos están descansando”, expone el coach de los gemelos, Francisco Gálvez, y afirma que “la idea para el próximo año será mantener el título y ver qué posibilidades hay de participar en una serie de circuito mundial”.

Nicolás Díaz ratifica sus desafíos futuros, y suma algunos más. «Mi objetivo para el próximo año es llegar, mínimo, al top 10 de mi categoría, y ganar el sub 18. Y también defender mi título en el ALAS».