Palestino, el club chileno que repercute en Medio Oriente

El presidente de Palestina, Mahmoud Abbas extendió una invitación a su país al Club Deportivo Palestino, luego de ganar la Copa Chile frente a Audax Italiano.

El sábado pasado, Palestino se quedó con la Copa Chile luego de ganarle a Audax Italiano por un marcador global de 4-2. Es la tercera de estas copas para uno de los llamados “clubes de colonias” (junto a Unión Española y Audax Italiano), pero con el equipo que representa a la comunidad árabe sucede algo distinto. Después de todo, no cualquier club es denominado como la ‘segunda selección’ de un país, tal y como fue consignado por el presidente del Estado Palestino, Mahmoud Abbas, quien el lunes realizó una invitación formal al equipo para que visite Palestina.

“El título es demasiado importante a nivel histórico para el club hacia afuera. Para mí, Palestina es Palestino y viceversa”, comentó Roberto Bishara, ex futbolista chileno-palestino que jugó en la selección Palestina. “En Medio Oriente siempre están pendiente de las campañas que haga el club. Cuando hemos estado en campeonatos internacionales siempre envían mensajes de apoyo y las finales las ven en pantallas gigantes”, detalló Bishara.

“Que Mahmoud Abbas le entregue al Papa una camiseta de Palestino y no de la selección de su país, dice mucho”, comentó Sebastián Salinas, académico del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile y autor del libro sobre el club “Más que un equipo, todo un pueblo”. “Palestino es más importante de lo que creemos”, acotó Salinas.

“Chile es ahora mi patria realizada, en todo cuanto hay aquí de grande, de ideal y de hermoso”, escribió en 1942 el literato chileno-palestino, Benedicto Chuaqui en su obra Memorias de un Inmigrante. Hoy en día, 76 años después, entre 300 mil y medio millón de personas con ascendencia palestina viven en Chile, según datos de los organismos de la comunidad. Datos que también posicionan a Chile como el país con la diáspora de palestinos más numerosa fuera de Oriente Próximo.

En Chile y el mundo

Los orígenes de la migración Palestina pueden ser trazados hacia fines del siglo XIX, , cuando el territorio era parte de Imperio Otomano, pero el grueso de la colonial árabe proviene de comienzos del siglo pasado.

“El club es una de las instituciones más importantes de la comunidad palestina en Chile y también una de las más antiguas”, señaló Anuar Majluf, director ejecutivo de la Federación Palestina de Chile. “El equipo nace como una manera de integración de los miembros de la comunidad migrante que vieron en el fútbol una manera de conectarse con la sociedad chilena”, añadió Majluf.

El fútbol como elemento unificador no es algo único del equipo de la comunidad árabe. “La importancia de Palestino, como factor integrador, tiene mucha relación con la de otros ‘clubes de colonia’. Antes los equipos eran clubes sociales y fueron tradicionalmente la forma en que muchísimos migrantes pudieron confraternizar con los chilenos”, dijo Salinas.

Donde si es distintivo el lugar de Palestino es a la hora de valorar su importancia a nivel internacional y político, que según el director ejecutivo de la Federación Palestina “ en el club se han realizado diversos viajes a los territorios ocupados para que los jugadores vean como se vive allí el deporte, donde no hay canchas, solo un muro de 8 metros de alto y 900 kilómetros de longitud”.

“La importancia simbólica del equipo es algo que difícilmente lo tiene a nivel mundial otro club de Chile, porque el equipo genera simpatía a nivel internacional. Hay gente que sigue al club en territorio palestino”, mencionó Salinas. “El desafío que tiene Palestino es el mismo que los equipos de colonia y es que las nuevas generaciones terminan como hinchas de los equipos de Chile”, agregó Salinas.

Pero hay nuevas generaciones que mantienen su lealtad al equipo de la comunidad palestina. Para José Nicolás Khamis, chileno-palestino, estudiante de derecho e hincha del club, “tener el nombre de Palestino mínimo una vez a la semana en todos los diarios y que la bandera se use en los estadios, incluso en otros países, es reafirmar nuestra identidad”. Mientras que para Karim Fadul, parte de la comunidad palestina , administradora pública y fanática del equipo árabe, “lo principal es la libertad con que se puede izar la bandera de Palestina”.