Niños son invitados al aeródromo de Vitacura

“¡Mira, mira ese avión!”, gritó uno de los 15 niños del Centro Galvarino, residencia que depende del Sename, que ayer participó en la actividad organizada por el Club de Planeadores de Vitacura junto a la Municipalidad de la comuna, los que impulsaron esta iniciativa en el marco del programa “Cóndores del Manquehue” que se lanzó en mayo del año pasado para los vecinos de la comuna, pero que desde abril se amplió a agrupaciones sociales. Cada viaje que realizaron los niños, que fue alrededor de media hora, tuvo un costo de 140 mil pesos aproximadamente.

El menor era miembro de uno de los tres grupos que ha sido beneficiado por esta actividad y que se subió a un avión por primera vez. Las tres actividades que se han hecho en el aeródromo han reunido a más de 50 niños del Centro Galvarino y la idea es poder ampliarlo a otros centros del Sename, para que más personas puedan vivir la experiencia.

Llegó el momento de subirse a los aviones. Se agruparon entre dos y tres niños, acompañados por un monitor, para entrar a uno de los cinco aviones que tenían disponibles. Estuvieron recorriendo la zona oriente de la capital por media hora y vieron lugares emblemáticos como el Cerro Santa Lucía o la Cordillera de los Andes.

A la actividad asistió Susana Tonda, directora del Sename, la que señaló que estaban felices
con los resultados que ha tenido esta instancia con los niños, ya que les ha ampliado la mirada:
“Es una actividad distinta que no solo es de recreación sino que, definitivamente, les abre los horizontes”. Desde la municipalidad, el alcalde Raúl Torrealba afirmó la disposición que tiene la alcaldía
con estas iniciativas y “en otras actividades relacionadas con los niños, porque son lo más importante para el país, así que cuenten con nosotros”. Torrealba se dirigió hacia ellos y los invitó a gozar la experiencia. Además, agregó que el objetivo de esta instancia es “poder cumplir el sueño que tienen todos los niños: poder volar”, afirmó el edil.