La otra pugna: piden que los motociclistas sean fiscalizados

Peatones y conductores han lidiado con la imprudencia de motoqueros.

No es raro verlas ocupando ciclovías, trasladándose por las aceras o adelantando por la derecha o izquierda a los vehículos. No se trata de las bicicletas, sino que de las motos, las mismas que, según la nueva Ley de Convivencia Vial, solo pueden realizar la última acción antes descrita.

No obstante, tanto para peatones y conductores de automóviles, la imprudencia de los motociclistas y la falta de fiscalización generan la misma molestia que con las bicis.

“Nadie respeta las leyes del tránsito. Las motos siempre han andado por la calle, pero ahora les dio por circular por las veredas. Si nadie fiscaliza van a seguir andando motos por las aceras, lo que es peligroso para los peatones”, señala Ana Navarro, quien se va caminando a su trabajo.

Mauricio Donoso, quien también se desplaza a pie, cuenta que hace unos días, en Carmen con Curicó (Santiago centro), un motociclista se subió a la acera en dirección opuesta al tránsito, entorpeciendo su normal traslado. “Entre la poca vereda (por la ciclovía), aguanté lo que más pude para que notara que no me movería. Me echó la moto encima”, relata.

En la calle la situación no es diferente. Según cuenta el conductor Cristian Román, que a diario se mueve entre Maipú y la Estación Mapocho, existe mucha irresponsabilidad de parte de los choferes de motos. “Si en la autopista ves alguna que tenga su patente puesta es como jugar un Loto. También están los que usan las ciclovías para evadir los tacos. Creo que son pocos los que sí respetan todas las leyes viales. Creo que falta más fiscalización”.

Manejo a la defensiva

Ítalo Jamett, director de la asociación nacional Motoqueros, dice que todavía existe desinformación sobre el correcto andar de las motos por las vías. “Ahora pueden andar entremedio de los autos sin ser ilegal”, señala.

Eso sí, reconoce que los motociclistas son imprudentes. “Como en todos lados, hay conductores que saben de leyes como otros que no. Muchos motoqueros se meten a las ciclovías sabiendo que es ilícito y no corresponde. Como asociación lo comentamos, pero no podemos llegar a un consenso, porque para muchos es imprudencia, pero para otros no”, indica.

Según la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, en 2016 hubo 7.258 accidentes en motocicletas, en los cuales 145 motociclistas murieron. Esta última cifra ocupa el cuarto lugar en el “Ranking de fallecidos según tipo de vehículo o usuario”, superando a los ciclistas.

Frente al panorama vial que se desarrolla en las calles, Alberto Escobar, gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club, explica que el problema no radica en la regulación, pues existe una ley muy completa, sino que en la fiscalización y también en la gran cantidad de deliverys que “aumenta la tasa de siniestralidad e infracción”, dice.

“Solo se fiscaliza el 7% de la infraccionalidad, por eso queda la sensación de impunidad y cuando la tienes, lo que genera -desde la política pública- es lo que en Chile llamamos la ley con letra muerta. Por tanto, falta fiscalización”, agrega.