La caída del peso argentino perjudicará las operaciones comerciales chilenas

Aunque el retail nacional se verá afectado por la devaluación de la moneda argentina, la magíster en Economía Maria Cecilia Cifuentes aseguró que los únicos beneficiados serán los turistas chilenos que visiten Buenos Aires en invierno.

La incertidumbre por la fluctuación del precio del dólar marcó nuevamente la agenda económica de Argentina, luego de que el ex ministro de Finanzas Luis Caputo asumiera la presidencia del Banco Central, tras la renuncia del economista Federico Sturzenegger este jueves.

La moneda argentina cerró ayer en 28,26 pesos por dólar, luego de experimentar variaciones que lo posicionaron entre ganancias de 5% (estuvo en 27,10 pesos en la mañana) y un monto máximo de 28,80. Sin embargo, el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, aseguró que la volatilidad del dólar se reducirá en las próximas semanas, mientras el Gobierno toma tres medidas: ofrecer licitaciones por 7 mil 500 millones de dólares, fortalecer el balance del Banco Central y reducir el déficit fiscal.

Consecuencias nacionales

Los problemas de la economía argentina también tendrán repercusión en Chile. La directora Ejecutiva del Centro de Estudios Financieros del ESE Business School de la Universidad de Los Andes, María Cecilia Cifuentes, aseguró que el aumento del dólar perjudicará al retail nacional.

Aunque el fenómeno de turistas argentinos que compraban en el país disminuyó desde finales de 2017, ahora está reduciéndose mucho más fuerte porque el precio del dólar es muy caro para ellos. Eso es negativo para esta industria, tanto acá como las empresas chilenas con sede en Argentina, porque la caída del dólar hará que la gente gaste menos. No sería raro que ese país terminara este año en recesión”, explicó la economista.

El economista Roberto Castro coincidió con su colega y precisó que el Gobierno de Mauricio Macri debe ajustar su política monetaria para mejorar el panorama económico. “Argentina debe estabilizar sus precios, pero eso no va a ocurrir a menos que se produzcan los ajustes. La economia tiene un problema de precios relativos, como en el caso del gas que está subsidiado y eso tiene que acabarse para reducir gastos fiscales”, aclaró.

La excepción

La profesora María Cecilia Cifuentes coincidieron en que los turistas chilenos serán los únicos beneficiados con la caída del precio del peso argentino.“A los que les guste ir a Buenos Aires o Mendoza, esos son prácticamente los únicos favorecidos. También tenemos una gran importación de comida con Argentina, así que van a ser más baratos los asados”, indicó la especialista.

El economista Castro especificó que los turistas deben cambiar sus divisas antes de gastar su dinero para aprovechar la devaluación del peso argentino. “En muchos lugares de Argentina aceptan que los turistas paguen en dólares porque con la devaluación, cuando los cambien ganarán más. Lo ideal es que los consumidores obtengan pesos argentinos antes de comprar cualquier cosa porque sino, los beneficiados serán las empresas que se lucrarán de los viajeros”.

Sin embargo, la gerente de estudios de la Cámara Nacional de Comercio y Turismo (CNC), Bernardita Silva, contradijo a los expertos y aseveró que la inflación perjudicará a los turistas que visiten Argentina en las vacaciones de invierno. “A los turistas que vayan pronto les va a perjudicar porque los precios se van a disparar y el Gobierno no va a poder controlar la inflación”, dijo.

Silva, también indicó que las empresas chilenas con sede en Argentina se verán afectadas por el cambio de divisas. “A las que tienen sede allá, como Cencosud, no les conviene porque ganan ingresos en pesos argentinos y luego, por la fuerte devaluación, cuando cambien a dólares para después pasarlo a pesos chilenos, se verán afectados”.

La gerente de estudios de la Cámara Nacional de Comercio y Turismo (CNC) también precisó que con el declive del peso argentino, mermarán los viajes de bonaerenses al país. “Se produce un desincentivo para viajar al exterior porque tienen que comprar dólares para viajar. Nosotros igual ya habíamos visto una disminución de argentinos en Chile pero, quizás, con esta devaluación tan fuerte, muchos que tenían pensando venir ya no lo hagan porque se encarece el viaje”.

“Hay expectativas de que el peso argentino reflote”

El economista argentino con maestría en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, Guillermo Quiroga, indicó que el cambio en la presidencia del Banco Central de la República Argentina (BCRA) generó expectativas de mejoría en la economía del país vecino. “Este cambio de Luis Caputo confirma que lo que puede venirse ahora es la visión de dejar flotar el tipo de cambio, sacrificar la meta de inflación este año y priorizar la competitividad a través de un tipo de cambio. Hay expectativas de que el peso argentino reflote”, indicó.

El especialista en finanzas aseguró que Argentina está en un trilema:

Tiene bajo crecimiento, tiene mucha inflación y tiene déficit fiscal. Si bajas la inflación, hay que aplicar medidas que afectan el crecimiento; si quieres crecer, aplicas medidas que o te aumentan el déficit o incrementan la inflación; y si quieres bajar el déficit, disminuir el gasto impacta en el crecimiento. Se quieren corregir las tres pero normalmente hay que escoger dos”.

Quiroga aclaró que los 15 mil millones de dólares que aportará el Fondo Monetario Internacional (serán 50 mil millones en total) no están destinados a estabilizar el tipo de cambio. “El principal objetivo es corregir los déficits y cumplir con las metas establecidas del acuerdo. Se tienen que cumplir sí o sí, cualquier otra cosa puede ser un motivo de volatilidad”, explicó.