Gobierno anuncia que creará la figura legal del defensor mayor

Organizaciones de la tercera edad valoraron la medida, pero aseguraron que es
insuficiente e hicieron un llamado a las autoridades a tomar en cuenta sus demandas.

Irene Cereceda

Cada 15 de junio se celebra en el país el Día del Buen Trato al Adulto Mayor, el que tiene por objetivo fomentar el respeto y cuidado hacia las personas de la tercera edad. Bajo este contexto ayer, la primera dama Cecilia Morel y el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, anunciaron la creación de la figura legal del defensor mayor, el que tendrá como tarea proteger los derechos de los ancianos.

La iniciativa se comunicó en la Feria por el Buen Trato, organizada por la Municipalidad de Providencia, y fue descrita por la primera dama como una medida necesaria para la tercera edad. “Es muy importante, porque junto con avanzar en esta política de visibilización, reconocimiento y promoción de los adultos mayores queremos avanzar también con medidas concretas”, puntualizó Morel.

Según el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, esta nueva figura permitirá que se establezcan abogados en todas las regiones del país con las facultades necesarias para representar a los ancianos legalmente cuando lo necesiten, ya que, en la actualidad, el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) no cuenta con éstas. Además, la autoridad agregó: “Vamos a presentar la iniciativa en la Ley de Presupuestos 2019 y la idea es que comience a ser implementada ese mismo año como parte del Plan Adulto Mejor”.

Reacciones

Organizaciones que representan a la tercera edad valoraron la iniciativa, pero recalcaron que no tiene relación con sus principales peticiones. El coordinador de la Mesa Social del Adulto Mayor, Ernesto Medina, dijo que “esta nueva figura legal no solucionará nuestros problemas de fondo y no tiene relación con las medidas concretas que necesitamos sean implementadas”.

Medina argumentó que es necesario que el Gobierno tome en cuenta la posibilidad de extender la tarifa rebajada al Transantiago, ya que actualmente es válida solamente en el metro, y no incluye a adultos mayores que aún trabajan, sino que a pensionados y jubilados.

Por su parte, el secretario general del movimiento ciudadano “Aquí la gente”, Francisco Becerra, dijo que este tipo de medidas le parecen superficiales: “Son buenas palabras y fórmulas para mantenernos desviados de lo que realmente importa”, aseguró. Asimismo, explicó que las principales peticiones del movimiento se enfocan en la creación de una mesa de trabajo en el Congreso en la que se revisen todas las políticas públicas en relación a la tercera edad y que el Estado vele realmente por los derechos de los ancianos establecidos en convenios internacionales.