Funcionarios penitenciarios inician paro nacional y cierran las cárceles del país

“Si hay algo que no tenemos los gendarmes es miedo y plata. Llegaremos hasta las últimas consecuencias”, declaraba Andrés Segovia, vocero del Frente de Trabajadores Penitenciarios (FTP), el pasado miércoles al anunciar que, tras una reunión de más de tres horas con el Ministerio de Justicia, los gremios de gendarmería no llegaron a ningún acuerdo con la cartera. De dicho fracaso nació la decisión de llamar al paro nacional que inició a la medianoche de ayer. Desde esa hora, 20 mil funcionarios penitenciarios se han negado a dejar entrar y salir reos de las distintas cárceles del país.

La UEAS es el centro de operaciones de la movilización

Las demandas de los trabajadores de Gendarmería están en negociación desde sus primeras movilizaciones, que se dieron en junio de este año. A partir de ese momento, el conflicto ha generado más de tres instancias de diálogo entre el gobierno y los trabajadores, y provocó en septiembre la salida de la directora de Gendarmería, Claudia Bendeck, a quien los gremios calificaron como una interlocutora no válida para los intereses de los trabajadores.

La noche del domingo, desde la Unidad Especial de Alta Seguridad de Santiago (UEAS),Segovía hizo un llamado a todos los funcionarios a tomarse las dependencias de su unidad penal “y defender de frente la dignidad y el futuro de los gendarmes de Chile”, mensaje que esparció a través de un video publicado en redes sociales. Desde ese edificio, ubicado a un costado de los Tribunales de Justicia, los dirigentes de la movilización se comunican con los otros recintos penitenciarios de Chile y organizan la paralización.

Las demandas de los funcionarios se encuentran condensadas en un petitorio de 11 puntos, de los cuales el Ministerio Público sólo acogió tres durante su reunión del miércoles pasado. Entre las peticiones ignoradas se encuentran un aumento de la cantidad de cargos en los escalafones más altos, la internalización del cuerpo no uniformado al plantel uniformado de la institución y una regularización a imposición provisional de los funcionarios.

Según Pablo Jaque, director nacional de la Asociación de Gendarmes de Chile (Agech), las respuestas por parte de la cartera de justicia han sido irrespetuosas e insuficientes: “El subsecretario nos mostró una exposición en Power Point de lo que ellos pretendían ofrecer, pero no hubo ninguna propuesta oficial que pudiéramos replicar. Nosotros queremos que se aborde materia de carrera funcionaria, y para ello pusimos a disposición del Gobierno un proyecto que creemos que va en la línea del mejoramiento de todos los gendarmes de chile, uniformados y no uniformados. Como es un proyecto integral, todos los puntos son vinculantes.”

El Ministerio de Justicia, por su parte, se ha negado a establecer nuevas mesas de diálogo. Aseguran que la propuesta presentada por el subsecretario de Justicia, Juan José Ossa, es la única oferta oficial del Gobierno, y la preocupación de la cartera, en este minuto, se centra en asegurar que aquellos internos afectados por la paralización puedan cumplir con su debido proceso, a través de un esfuerzo en conjunto con el Ministerio del Interior

Cárceles cerradas

La instrucción de la movilización es una sola: no permitir el ingreso de nuevos reos ni la salida de ex-internos. Cientos de prisioneros que tenían audiencias programadas ayer no fueron trasladados a tribunales, y aquellos formalizados que se declaren en prisión preventiva debieron ser acogidos por los calabozos de las distintas comisarías de Carabineros y los cuarteles de la Policía de Investigaciones (PDI).

Respecto a estos hechos, el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, declaró a Cooperativa.cl que las movilizaciones de Gendarmería producen trastornos y desórdenes en el poder judicial, pero que la principal preocupación en estos minutos es resguardar el derecho a debido proceso que poseen quienes están privados de libertad. Para ello, aseguró el magistrado, se están generando protocolos de atención de emergencia.

Patricio Provoste, cuarto director de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, quien se encuentra a cargo de la movilización en la UEAS, asegura que todas las funciones del penal se encuentran en perfecto funcionamiento. “La población penal tiene que desarrollar sus actividades de forma regular, entendiendo que este es recién el primer día de paro. No descartamos, eso sí, que esto cambie. Mañana pueden ser distintas las estrategias que utilicemos para seguir con la movilización”. Fuera de estos actos de protesta, los dirigentes aseguran que tanto las visitas como la seguridad interna del recinto se están desarrollando con absoluta regularidad, ya que los funcionarios de la movilización se encuentran cumpliendo turnos éticos dentro del penal.

Pablo Jaque dice que el paro por ahora es de carácter indefinido: “Estamos a la espera de que el Gobierno nos cite para atender nuestras demandas, discutir y negociar. Esperamos que el gobierno se haga responsable, la responsabilidad de bajar esta movilización hoy en día es de ellos, no nuestra”.

Frente a estas movilizaciones, la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, mostró preocupación debido al impedimento que el paro presenta para el correcto funcionamiento de los poderes del Estado: “Este paro es ilegal. No se ajusta a ningún tipo de normativa existente para los funcionarios públicos. Creemos que los gendarmes no pueden pretender entorpecer las labores de un poder del Estado, como es el Poder Judicial. A través del Ministerio del Interior, en conjunto con el Ministerio de Justicia, se están realizando las gestiones para garantizar que los imputados puedan cumplir con sus audiencias”. Agregó, además, que el Gobierno esta dispuesto a platicar. “Siempre vamos a estar abiertos al diálogo, pero el llamado a los funcionarios públicos es a trabajar. Es a hacer la pega y cumplir con su labor, no a entorpecer el funcionamiento de los poderes del estado con una huelga ilegal”.

 

Este paro es ilegal. Los gendarmes no pueden entorpecer las labores de un poder del estado. El llamado es a hacer la pega”. Cecilia Pérez, vocera de gobierno.

 

Esperamos que el gobierno actúe de manera responsable. El ministro tiene un compromiso público con los gendarmes”. Pablo Jaque, director nacional de la Asociación de Gendarmes de Chile