Festival Fanges reúne a los protagonistas del cine de terror

El evento contempla una competencia internacional de obras audiovisuales, además de varias actividades gratuitas.

Vampiros, demonios, fantasmas y criaturas marinas; todos estos son monstruos que invadirán durante este fin de semana el Campus San Joaquín de la Universidad Santo Tomás en el marco del Festival Fanges, el primer evento creado por chilenos que reúne a la industria cinematográfica de género fantástico y de terror.

La cita es gratuita y tiene como atracción principal una competencia internacional de cortos y largometrajes del género, que vienen de países como Alemania, Argentina y España. Además cuenta con una serie de actividades alternativas, incluyendo una feria de ilustradores, un desfile de cosplay, un concurso de maquillaje y charlas de grandes exponentes del género. “La idea fue hacer esta instancia no solo como una cumbre para la industria, sino también como un buen panorama de fin de semana” dijo Javier Suárez, organizador del evento. “Muchos de los gestores trabajamos en cine y creemos que hace falta un lugar para mostrar este tipo de obras, un punto de encuentro con el público”, explicó.

El evento busca posicionarse como un festival reconocido internacionalmente y como una ventana para creadores que buscan mostrar sus obras, pero también como una instancia que genere una comunidad alrededor del cine fantástico. “Estoy muy feliz. Es necesario que exista esta vitrina para motivar a nuevos directores y artistas emergentes, para que se atrevan a entrar en este género. Esto es una oportunidad para crear un verdadero movimiento de cine de terror”, dice Inti Carrizo-Ortiz, director chileno de “Noche”, la película que da inicio a esta convocatoria.

La película chilena «Noche» trata sobre el caos que cae sobre Santiago una noche en que el sol no vuelve a salir

Diego Muñoz, crítico de cine conocido en las redes sociales como “Hermes El Sabio”, quien también participa en la competencia internacional con su corto “Vienen por ti”, coincide con sus colegas en la importancia de este evento: “El cine chileno de terror debe crecer. Una multiplicidad de géneros habla de una sana industria. Este tipo de eventos ayuda a que el cine fantástico supere el circuito de cine under y llegue a las salas comerciales de nuestro país”.