El polémico renacer de la pintura vanguardista de Egon Schiele en el centenario de su muerte

En su obra se expresa el dolor, la ira, la frustración y la sexualidad de principios del S.XXSus dibujos de desnudos retorcidos se revitalizan en el año más controversial desde su muerte.

En 1912 Egon Schiele fue arrestado en su taller en Viena por la policía por inmoralidad pública. Muchos de sus dibujos y pinturas fueron destruidos en esa ocasión por ser considerados pornográficos. A 100 años de su muerte, su trabajo vuelve a ser censurado por considerarlo inmoral en Alemania y en el Reino Unido.

El gobierno de Austria a través de la oficina de turismo busca anunciar la exhibición de conmemoración en el Museo Leopold de Viena, en los autobuses y en los metros de las capitales europeas, pero se encontraron con la prohibición de publicitar ya que los carteles eran “demasiado atrevidos” para ser desplegados en Berlín como en Londres. En declaraciones por la negativa la alcaldía de la capital inglesa dijo que ellos no iban a permitir mostrar pornografía en sus calles.

El diario New York Times lo unió a una lista histórica de artistas presuntamente abusadores sexuales por la relación que mantenía con las modelos para sus dibujos. Movimientos feministas desplegaron en el museo de Chicago en cada una de sus obras una inscripción sobre el muro que hacia referencia a sus conductas abusivas contra sus modelos en su mayoría prostitutas, con las que se cree mantenía relaciones sexuales. A pesar de todas estas controversias en el mes que se presenta de manera simultánea más exposiciones como en Moscu, Boston, Viena, París, Londres, Liverpool y Nueva York, muchas de llegando a tener record de visitas.

Egon Schiele artista austriaco en su taller

Schiele vivió una vida intensa, el pintor y dibujante austriaco nació 1890, en una familia de padres de clase trabajadora que querían que siguiera los pasos de su abuelo y se convirtiera en un ingeniero en los ferrocarriles. Cuando tenía 14 años su padre murió de sífilis, lo que marcaría su vida y su obra. Se dice que este hecho hace que se centre en retratar imágenes desvalidas. Fue uno de los principales discípulos de Gustav Klimt, uno de los artistas austriacos más importantes reconocido por su obra El beso.

Con solo 16 años entró a la academia para estudiar arte, comenzó pintando y con el tiempo fue dejando el estilo visual de su maestro, pero el erotismo que Klimt practicaba y su obsesión con la figura femenina la llevo al extremo. Creo cientos de autoretratos y retrato a cuantas personas podía. Su primera fase como aprendiz de Gustav Klimt y los preceptos del movimiento de Secesión vienés pasó a subvertir las reglas del retrato, fue un creador genial, también critico de su época. Sus dibujos llegan a ser más de 3000, siendo su principal medio de exploración visual que retaba la estética de la academia de la época por sus figuras desconstruidas, inacabadas que representaban imágenes crudas por medio de trazos expresivos. Con solo 28 años muere por la gripe española, solo tres días después de que su esposa muriera.

Hoy su obra no solo se revitaliza por el aniversario de su muerte. La evolución en los estudios psicoanalíticos usan la obra de Schiele, para demostrar como a través del arte se puede tener una lectura del estado psicológico y de la historia de una persona. A su vez el trabajo del artista austriaco es reinterpretado en el contexto actual donde el cuerpo femenino como objeto de estudio en el arte se cuestiona.

«Pareja Sentada», acuarela con dibujo

Al crítico de arte Gaspar Galaz le parece extraordinario como aun se puede decir que este artista es pornográfico comparado con lo que vemos en nuestro cotidiano. “Él trata de forma cruda con el cuerpo humano y su naturaleza. No existe nada más natural que el tipo de figuración que este artista hace”, señala Galaz. Muchos críticos se abstienen de comentar sobre la naturaleza extraña de sus dibujos y sus autorretratos desnudos, sus pinturas, sin embargo, no pueden separarse de la cuestión de la sexualidad y el voyeurismo de las representaciones sexuales.

Egon Schiele es uno de los artistas más famoso en el presente siglo y en la década en que los estudios sobre sexualidad y deseos, lo que han llegado lo suficientemente lejos como para relegar al artista que continua siendo rechazado por algunos como un genio psicoanalítico. Para la académica española, especialista en estudios estéticos de la Pontificia Universidad Católica, Elixabete Ansa el trabajo visual de Schiele es un excelente ejemplo de porqué las obras artísticas perduran en el tiempo y recobran importancia. Para ella se enfrentó al antagonismo a lo largo de su vida por sus pinturas que a menudo representaban temas, con deseos crudos y exuberantes, profundizando en la mente del espectador e interrogando sus fantasías personales.

El término de la vida de Schiele no fue fácil. En algunos de los paisajes de Schiele casi pueden describirse como tranquilos, calmantes y rebosantes de belleza con los que uno concuerda con la naturaleza. Sus retratos eran enigmáticos, ondulados con cuerpos grotescos, deformes, reales y quizás más ejemplares en su descripción del estilo expresionista que usaba. Estaban marcados por la angustia, el dolor y la crudeza de los sentimientos.

«Mujer sentada apoyada sobre su rodilla», 1917

Elixabete Ansa recalca que no solo se puede entender la complejidad del artista en su trabajo figurativo de desnudos, algunas de sus obras más interesantes son sus autoretratos que esconden la complejidad psicológica en un traducción visual, la interpretación que los espectadores de su trabajo ven demuestran sus propias visiones del mundo y contextos sociales. “Hoy la temática del género es algo que preocupa a cada vez más, la interpretación de los desnudos de Schiele se contrapone a como entendemos el cuerpo de la mujer incluso su sexualidad”, comenta Ansa.

Para el crítico de arte Gaspar Galaz la relevancia del artista austriaco ante la respuesta social que se da ante el solo hecho de ver su obra, sin ir más lejos ver lo que ocurrió en Europa con la publicidad de su ultima exposición conmemorativa en Viena es una muestra de su genialidad. No existe nada más natural, que lo animal que es lo sexual, eso no es lo perturbarte de Egon Schiele, lo perturbarte es su trazo fuerte y lo desvalidos que se ven sus figuras humanas”. Recalca el critico que es el impacto que aun genera sin importar cuantos años pasen lo que demuestra que este artista logro crear vanguardia que permanece en el tiempo.

La exposición conmemorativa de Egon Schiele del museo Leopold en Viena, que fuera censurada en Berlín y Londres su publicidad, anuncio que esta se extenderá hasta el 2019 por el gran número de visitas. La negativa logró hacer que más personas apoyaran la exhibición y que sintieran aun más curiosidad del trabajo del artista que no deja de sorprender.