Premio Nacional de Artes Musicales genera controversia

Juan Allende Blin, Premio Nacional de Música 2018

 

Son las 19 horas en Alemania y a Juan Allende-Blin (90) le suena el teléfono. Lo levanta y quién le habla se encuentra a 12.506 km de distancia, en Chile, el país que dejó en 1962 para vivir en Europa y dedicarse a la música docta.

La llamada es de Consuelo Valdés, la Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, quien, desde la capilla del Teatro Municipal de Santiago, le informaba mediante un llamado que fue amplificado por un altoparlante, que era el ganador del Premio Nacional de Artes Musicales, el reconocimiento más destacado en el área de las Artes en nuestro país.

Allende se mostró emocionado, al igual que las cinco personas que componían el jurado que lo nombró, sin embargo, destacados personajes vinculados al mundo de la música como el musicólogo Juan Pablo González  o el también nominado al premio, Patricio Manns, no quedaron conformes con la elección que tomó el jurado al galardonar al músico residente en Europa. El motivo: este año se presentaron al concurso otros músicos provenientes del mundo popular, como Patricio Manns u Horacio Salinas (director musical de Inti Illimani) que, a ojos de expertos como Cristián Guerra, merecían más el premio que Allende dada su popularidad e importancia a nivel nacional.

El reconocimiento

La disconformidad que algunos visibilizaron a través de la prensa y redes sociales, destapa un problema que se viene arrastrando hace años a la hora de premiar a los artistas chilenos y es que un mismo premio galardona a categorías musicales muy diferentes; intérpretes, compositores, folcloristas e investigadores, todos confluyen en el mismo concurso.

Esto es lo que, según Cristián Guerra, musicólogo y Director de la Revista Musical Chile de la Universidad de Chile,  genera problemas a la hora de otorgar distinciones dado que, “hay un aspecto que tiene que ver con el sentido del premio que no está bien resuelto. El Premio Nacional de Artes Musicales, reconoce categorías muy diversas. A estas alturas, convendría hacer una reflexión si es preferible mantener este premio abierto a todas estas posibilidades o dividirlo para distintos estratos”.

Mientras que Patricio Manns, uno de los nombres que más destacó para la premiación de este año, concordó con Guerra y sostuvo que el Premio Nacional de Música, debería ser reorganizado. “Es una impostura que un hombre que hace 60 años vive fuera de Chile gane un premio como este; después de tanto tiempo lejos, Allende es alguien que probablemente no recuerda la cultura chilena ni su música”, dijo.

Para el musicólogo y Director del Instituto de Música de La Universidad Alberto Hurtado, Juan Pablo González, los logros musicales de Allende son muy relevantes para nuestro país, sin embargo, concuerda con Patricio Manns al mantener que “llama la atención que la tierra que él dejó hace 60 años y con la que no mantuvo mayor vinculo artístico ni docente, ahora lo premie”.

La decisión

El problema sobre la entrega del Premio Nacional de Música fue algo que también generó problemas en el jurado, que estaba compuesto por la Ministra Consuelo Valdés, el Rector de la Universidad de Chile Ennio Vivaldi, el Representante de la Academia Chilena de Bellas Artes, Andrés Maupoint; el Prorrector de la Universidad de Chile Rafael Epstein y, el Director de Música y Premio Nacional de Artes Musicales, Juan Pablo Izquierdo.

De allí que la Ministra haya confesado, tras anunciar al ganador después de 3 horas de discusión con el resto del jurado, que “los postulantes han sido de una calidad extraordinaria, por lo que no fue fácil elegir”. Así mismo, durante el nombramiento, la Ministra sostuvo que la voluntad política de cambiar la modalidad del Premio Nacional de Música existe y que se están buscando alternativas para poder premiar a quienes hayan dedicado su vida a contribuir con la música y la cultura chilena.

El recién galardonado Juan Allende, no se enteró de esta discusión dado que la conversación que mantuvo con la Ministra fue breve. Sin embargo, desde Alemania, se declaró feliz con la noticia. “Me emociona mucho este premio que se me ha otorgado porque confirma mis raíces con ese país donde yo nací y donde viví. Esas son horas que me marcaron para siempre hasta el día de hoy. Para mi es un honor este reconocimiento, dijo”.

La ceremonia de premiación será en diciembre y contará con la participación del Presidente.