Los riesgos de la fama: cuando los niños asumen roles de adultos

Diversos artistas a nivel internacional y nacional vivieron la compleja realidad de ser famosos a temprana edad. En Chile, la cantante Christell Rodríguez y el actor de «Amango», Kevin Vásquez, vivieron casos similares.

Por Irene Cereceda y Claudia Hervias

La vida de Michael Jackson no siempre estuvo llena luces. Su biografía presenta varios episodios oscuros. Uno de ellos fue la sobreexplotación que vivió a manos de su padre, Joseph Walter “Joe” Jackson, fallecido el pasado miércoles 27 de junio. Una historia similar vivió el cantante Luis Miguel con su padre “Luisito Rey”, historia que se exhibe actualmente en Netflix como “Luis Miguel, la serie”.

El fenómeno de niños en la televisión no es reciente. En 2003, el éxito del programa de talentos “Rojo, Fama contra Fama” lanzó al estrellato a jóvenes como María José Quintanilla y Christell Rodriguez. Junto con ello, la serie de televisión “Amango” incorporó a su elenco a niños como, Kevin Vásquez, quien tan solo a los 12 años inició su carrera como actor.

El caso de Christell Rodríguez ha sido uno de los más recordados debido a que fue obligada por sus padres a cantar con síntomas de apendicitis. Al ser tan criticado este episodio, el padre de la menor presentó las disculpas y expresó que se sintió presionado al ver al público exigiendo que se devolviera el valor de la entrada. Al respecto, la cantante explicó que ser famosa a tan corta edad es bastante complicado: “Es súper difícil porque hay que sacrificar muchas cosas. Yo he sacrificado tiempo libre de descanso, tuve que soportar el bullying de mis compañeros y dejé de lado a mis amigos porque mi prioridad nunca estuvo en hacer amigos”.

Hoy en día en la televisión chilena, específicamente, en las teleseries hay un “boom” de actores menores de edad y, por ello, existen una serie de regulaciones legales con respecto al trabajo infanto-juvenil. Al respecto, el juez subrogante del Juzgado de Familia de Combarbalá, Vladimir Jofré, afirma: “Entre los 15 y 18 años el menor puede trabajar en cualquier área y los menores de 15 años solo pueden trabajar en la radio, la televisión, el cine, el circo y el teatro, siempre que no afecte al menor con respecto a su moral o salud”.

Según la psicóloga infanto-juvenil, Romina Leal, el principal problema de los niños artistas es la gran responsabilidad económica que cargan la mayoría de estos. “Si nosotros revisamos la historia de artistas que empiezan a trabajar tan jóvenes, como Luis Miguel o Michael Jackson, notamos que sus padres fueron personas que se obsesionaron con que desarrollaran un talento de excelencia, ya que sabían que gracias a eso obtendrían recursos económicos”, explica Leal.

Costos de la fama

El peligro, para la experta, aparece cuando los niños asumen roles que no les corresponden dentro de la familia, como por ejemplo, ser los proveedores: “Este proceso se llama parentalización, el que trae como consecuencia que los menores pierdan la noción de lo que significa ser niños y adolescentes y se sientan sumamente responsables de lo que puede ocurrir si ellos dejan de generar recursos económicos”, concluyó la psicóloga.

Ese fue el caso de Kevin Vásquez, quien interpretó el papel de Kevin Gálvez en Amango y tuvo que asumir el rol de proveedor de su hogar. “Hubo un tiempo en que yo era el que llevaba el dinero a la casa. Mi mamá quedó sin trabajo y mi papá falleció y toda la plata que yo generé se iba para nuestros gastos domésticos”, contó Kevin Vásquez. Sin embargo, el actor aseguró que pudo superar el estrés de ese momento, gracias a la compañía constante de su madre durante el proceso.

Según Romina Leal, cuando niños y adolescentes comienzan a trabajar en el mundo del espectáculo, los horarios no permiten que puedan compatibilizar el ámbito laboral con los estudios y la vida social con sus pares. “Es sumamente importante para el desarrollo emocional de los niños y adolescentes. Si no sociabilizan, no podrán desarrollarse a nivel emocional y esto hace que no adquieran habilidades sociales y les cueste mucho más ser empáticos cuando adultos”, puntualizó.

Sin embargo, Kevin Vásquez, destacó que aún mantiene a sus amigos del colegio ya que no dejó relacionarse con ellos y enfatizó que el gran problema de haber sido famoso a tan corta edad fue la discriminación que sintió por ser un niño con sobrepeso. “El canal no controló eso y tuve una depresión grande. La televisión es súper cruel, y aunque ya lo superé, es importante que los padres estén atentos para que estas situaciones no pasen a mayores”, concluyó el actor.

Fotos: Radio Candela y SoyChile.