Desprestigio al Instituto Nacional

El Instituto Nacional, es sin dudas uno de los colegios más importantes de Chile. Dentro de su historial de alumnos tiene a 18 expresidentes de la República y diversos estudiantes que han sido galardonados en Premios Nacionales de Arquitectura, Artes, Ciencias Exactas, Periodismo, Música e Historia.

Por lo mismo, cada año había un alto número de postulantes al establecimiento y largas listas de espera. Sin embargo, en el proceso de admisión 2019 el colegio tuvo menos interesados, lo que se tradujo en la reducción del número de seleccionados de 739 a 680 y la lista de espera a tan solo 12 personas.

Ante la disminución de los interesados en matricularse en el establecimiento, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, y el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, destacaron que los estudiantes del colegio se habían envuelto en una serie de manifestaciones de violencia extrema, de paros y tomas que habrían asustado a los futuros apoderados.

Pero, ¿se está opacando a la institución por las movilizaciones? Si bien, las manifestaciones, y en específico las tomas, han desgastado el prestigio del colegio, existen muchos factores positivos que se están dejando fuera. Es decir, los medios de comunicación y las autoridades destacan las cifras del desinterés por matricularse en el establecimiento y no los logros que siguen teniendo muchos de los alumnos matriculados por más de 205 años.

Es importante destacar que la caída en la admisión del Instituto Nacional tiene que ver con más factores que las movilizaciones. Una causa casi tan relevante son las modificaciones en el sistema escolar, como el término de la selección y la desmunicipalización que contribuyen a crear incertidumbre en los padres que buscan estabilidad para la educación de sus hijos.

Sin embargo, el Instituto Nacional es un ejemplo de educación pública, los resultados de las pruebas SIMCE y PSU son muy superiores en comparación a la mayoría de los colegios de Chile, además dentro de los alumnos seleccionados, existe un gran número de jóvenes de escasos recursos que lograron ingresar a través de la perseverancia y estudio, situación que les permite mejorar sus oportunidades económicas y de vida. El 42% de los estudiantes provienen de liceos municipales, el 5% proviene del quintil de menores ingresos y 11% del segundo.

Por otro lado, el Instituto Nacional cuenta con una academia complementaria al plan de estudios. Sin embargo, por la falta de presupuesto, muchas academias, ramas deportivas y talleres funcionan sin financiamiento oficial y con profesores ad honorem y aún así logran realizar notables cátedras.