«Con la Ayuda de mis AmiKas», el podcast que la rompe en las redes sociales.

La transmisión es conducida por María José Castro y Valeria Cárcamo, personalidades de Instagram, y es el más escuchado del país en Spotify.

Son solo dos amigas que conversan. Esa podría ser la definición más sucinta del podcast más comentado en las redes sociales y más escuchado en el país según el ranking de la plataforma Spotify. El próximo 6 de diciembre realizarán un evento en vivo para celebrar un año del programa, en el Teatro Coca-Cola. Las fanáticas entraron en masa a la página del evento y agotaron las entradas en menos de una hora. Maria José Castro, periodista de 32 años, y Valeria Cárcamo, músico de la misma edad, son las amigas, y conversan de todo: tendencias, farándula, cine, lo que hicieron el fin de semana, etc. Ambas son influencers en Instagram: María José es fashion blogger bajo el pseudónimo Lady Ganga, da consejos de moda y datos para comprar ropa; Valeria se autodefine como diva y entrega tips de belleza y maquillaje.

Como buenas amigas, se reúnen todas las semanas a conversar y relajarse: “Esa es la idea del podcast, olvidarte de tus problemas durante una horita a la semana, conversar con tus amigas y pasarlo bien”, cuenta María José. Usan lenguaje informal, casual, con garabatos cuando lo amerita, risas cuando se justifica y gritos cuando se emocionan. El programa lleva 49 capítulos, que son publicados cada domingo en diferentes plataformas, como Spotify, Soundcloud y iTunes.

El proyecto nació como una instancia en que María José y Valeria pudieran distenderse: “A finales del año pasado ambas nos quedamos sin trabajo cuando cerró la revista M de Las Últimas Noticias. Necesitábamos algo para distraernos y no quedarnos en nuestras casas sintiéndonos mal”, aclara María José. Decidieron bautizarlo “Con la Ayuda de mis AmiKas” como una parodia al histórico programa de Radio Futuro “Con la ayuda de mis amigos”, conducido por Pirincho Cárcamo, el padre de Valeria.

“Las amikas”

A las fanáticas las llaman “amikas” y las hacen sentir parte del programa. Todas las semanas leen los comentarios mas interesantes que les llegan, y en sus perfiles personales intentan responder a todos los mensajes posibles. Su actividad en redes sociales es constante, debido al trabajo que ejercen como influencers, por lo que mantienen una alta interacción con su audiencia. Valeria tiene 22 mil seguidores en su Instagram personal y Maria José tiene más de 60 mil.

Moyra Chellew es bloguera e influencer de la misma red, y se declara ávida fanática del programa: “Yo soy una amika más. Creo que el programa es tan exitoso porque ellas dos son muy cercanas, son muy reales. Se alejan un poco del estereotipo de mina perfecta de Instagram, se nota que no están aparentando. Y además, son muy chistosas”. María José agrega que el formato juega un rol en el éxito que alcanzaron: “Técnicamente nuestro podcast es un pequeño medio de comunicación. Estamos en un minuto en que los medios están en crisis, es la oportunidad perfecta para usar todas las herramientas que tengas disponibles. Nosotras sabíamos que al irnos por este formato estábamos apuntando un poco hacia el futuro, nos la jugamos”.

Ángela Díaz, amiga y manager de ambas (a quien en el programa apodan como “mamánager”) dice estar menos impresionada que las conductoras por el éxito del programa: “Encontraron un publico perfecto en internet. Las fanáticas hablan en el código del programa, en la calle las reconocen y les gritan ‘¡amika!’ con mucha confianza”.

Nicolás Copano, el pololo de María José, dice que funcionó como una especie de proto-audiencia para el programa cuando las escuchaba hablar por teléfono. “Ellas son amigas hace mucho tiempo y son muy divertidas. Este éxito es 100% mérito de ellas, lograron armar el podcast más escuchado de Chile sin la necesidad de ningún medio de comunicación tradicional”, dice Copano.

El (no) negocio

La cantidad de gente que congregan les ha traído oportunidades de negocio, pero aseguran que no quieren usar el espacio para eso. “En general hemos hecho cosas con emprendedores, que nos regalan productos, pero no queremos prostituir tanto el programa. Hemos hecho solo una promoción pagada, y en esa ocasión reinvertimos la plata en nuevos micrófonos para el programa” dice María José, y agrega: “Nos ayuda a nuestra marca personal, pero cada una igual tiene su negocio y trabajo. Con el podcast no ganamos ni un peso, lo hacemos porque lo pasamos bien” .

El evento que tienen programado para el 6 de diciembre les dio nuevas luces del éxito que amasan y no lograban dimensionar. “Ellas me insistían en que la cuestión no se iba a vender, que el teatro era muy caro, pero yo tenía más que claro que se agotaban en un día. Eso si, no me esperaba que fuera en menos de una hora”, aclara Ángela. Luego adelanta: “Después de esto tenemos pensado hacer más shows. Queremos hacer algo en Viña para el verano y, de vuelta en Santiago, irnos al teatro San Ginés, donde pueda caber más gente. Las chiquillas tienen muchas sorpresas preparadas. Son una máquina de contenido, escucharlas conversar es hipnótico”.