Científicos buscan fondos para utilizar vacuna contra el Hanta en personas

Durante 2017, hubo 90 casos confirmados con Síndrome Pulmonar por Hantavirus. De estos, un 28,9% falleció. Dicha cifra triplicó la de 2016, donde sólo hubo ocho decesos. En tanto, en 2015 el porcentaje de muertos fue de 43,1%. Si bien los números varían, año a año, el centro-sur de Chile se ve afectado por el virus transmitido por ratones silvestres de “cola larga” (Oligorizomys longicaudatus).

Frente a esa realidad, desde 2014 investigadores de la Universidad de Concepción desarrollaron una vacuna terapéutica que permite contrarrestar los efectos del virus en personas infectadas, así como también ser un inmunizador a corto plazo para aquellas que trabajen en zonas agrícolas o forestales. Sin embargo, el proyecto espera desde 2017 los fondos para desarrollar la dosis que será usada en humanos.

“Al Gobierno anterior no le interesó, pero al actual –al parecer- sí. A principio de año, el ministro de Salud, Emilio Santelices, me llamó de forma personal y me invitó al ministerio a conversar sobre el desarrollo de este tratamiento. Se mostraron entusiasmados”, señala María Inés Barría, microbióloga de la Universidad de Concepción a cargo del equipo investigador.

Millonaria inversión

Si bien hubo interés en un comienzo, no han logrado obtener la inversión que requieren: US$1,5 millones para mil dosis.

“Esta es una vacuna terapéutica. Es un tratamiento en base a anticuerpos 100% humanos, que ha pasado todas pruebas de laboratorio y los preclínicos en animales. Ahora la fase que sigue es pasar a ser utilizada en personas”, explica Barría.

Agrega que “el problemas es que no se puede aplicar en estas si no conseguimos el dinero para hacer las dosis en el estándar adecuado, que se llama GMP (Good Manufacturing Practice), para que se puedan usar todos los medicamentos en seres humanos. Ahí está nuestro límite… no podemos seguir avanzando”.

En detalle, el costo del tratamiento por el uso del ECMO, que es el tratamiento de soporte que se usa ahora, supera los $100 millones. Además, “la gente contagiada en general es del sur, por lo que hay que trasladarla en helicóptero a Santiago, lo cual eleva los costos”, indica la científica.

A esto añade que si bien la cifra del tratamiento es elevada, al dividirla, bordearía los $500 mil. “A largo plazo sí, conviene. Asimismo, posteriormente el costo iría bajando a medida que haya otros lotes de producción”, agrega.

El proceso

“Desarrollo de anticuerpos terapéuticos humanos para el tratamiento del Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus” se titula el proyecto que fue financiado por Fondef y por recursos privados de Ichor Biologics, y que partió en 2012 en Estados Unidos.

La investigación se basó en el análisis de los mejores anticuerpos que combatían el hanta en muestras de sangre de 35 sobrevivientes de Valdivia. Luego, se aislaron y clonaron dichos anticuerpos, los que fueron probados en hámsteres con dosis letal del virus. Los resultados arrojaron que el grupo control (al que no se le hizo nada) falleció completamente. Mientras que al que se le inyectó plasma autoinmune, tuvo algunos sobrevivientes con secuelas. En tanto, el grupo inyectado con la nueva vacuna sobrevivió en un 100%.

“Es poco el tiempo en que logramos encontrar la vacuna, porque una de carácter profiláctica, como por ejemplo la de influenza, que esté al nivel de nosotros, es decir que haya pasado la caracterización in vitro y los modelo animal, puede demorarse unos 15 años para entrar al mercado. Pero este tratamiento no necesita pasar por las fases 1,2 y 3 para llegar a la población”, asegura Barría.

Para el Mario Luppi, infectólogo de la Universidad de Chile, una vacuna contra el virus Hanta es de “altísima importancia”. “Independiente de que no se produzca un daño directo a las personas, sino que sea una reacción anómala la que produce el daño más grave, es un tremendo avance para prevenir los casos de mortalidad que ha habido en Chile”, asegura.

En ese sentido, el experto sostiene que el aporte del Gobierno en este aspecto, que podría materializar el uso de la vacuna sería una buena medida. “Es un monto razonable”, indica.

Es un tratamiento en base a anticuerpos 100% humanos (…) Ahora la fase que sigue es pasar a ser utilizada en personas”. María Inés Barría, científica UDEC.

Ministerio no financia

Desde el Ministerio de Salud se informó que éste no entrega financiamiento directo (pues no posee dicha facultad), por lo que las investigaciones deben postular a concursos, a través de diversas entidades, para obtener fondos.

Frente a esa respuesta, Barría plantea que “cualquier ministerio o gobierno tiene que velar por el bienestar de un país, que tiene muchas necesidades. Ahí debe sopesar costo-beneficios”.

Por lo mismo, los investigadores de la UdeC han tenido que convencer y buscar inversionistas, como farmacéuticas interesadas. Sin embargo, señala que al ser la cantidad de personas infectadas por Hanta menor en relación a otras patologías, “no se interesan por producir este tipo de tratamiento. Por eso la opción de esta vacuna terapéutica es la más viable porque puedes llegar a la población, puede ser probada y comercializada en un tiempo corto, no así una vacuna profiláctica que necesita pasar por todas las fases y eso requiere mucho tiempo y costo, más que lo nosotros requerimos”.

Apoyo regional

El tratamiento contra el virus del Hanta no ha tenido al recepción esperada, la científica María Inés Barría manifiesta que sí han logrado conversaciones importantes con las autoridades de salud de la Región de Los Lagos.

“De ahí salió la idea de buscar el apoyo político no sólo en esta región, sino que desde el Bíobío hacia el sur. En eso estamos ahora, gestionando reuniones con las distintas autoridades pertinente para buscar el apoyo para que la fabricación de las dosis sea una realidad y lleguen a la población”, señala.

De esta manera, se busca aunar apoyo desde regiones y generar un plan común que será presentado al gobierno central.