Banco Central advierte sobre peligros externos para la solidez financiera del país

El Banco Central presentó ayer el Informe de Estabilidad Financiera del segundo semestre de 2018, donde analiza los desarrollos del entorno macroeconómico y financiero en Chile y el exterior que son relevantes para la estabilidad del sistema financiero.

Uno de los principales temas del registro fue la solidez de la banca nacional. “Los antecedentes disponibles indican que tanto usuarios como oferentes de crédito estarían en condiciones de acomodar los impactos de distintos escenarios de tensión agregados, entre otros factores debido a una baja exposición al riesgo de monedas”, señala el ente emisor. Según la economista Cecilia Cifuentes de Libertad y Desarrollo esto significa que “Chile, al tener sus créditos de largo plazo en UF o pesos, está menos expuesto a las fluctuaciones cambiarias. Economías emergentes como Argentina, que tienen toda su deuda externa en dólares, sufren mucho cuando este tipo de moneda se fortalece. En ese sentido, Chile tiene una exposición cambiaria más baja”.

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, señaló como un logro que el país haya conseguido mantener bajos los costos de los créditos y la gradual recuperación de los volúmenes del crédito, acompañado del crecimiento de la economía. Especialmente en un periodo caracterizado por condiciones externas poco favorables, como la alta volatilidad cambiaria y la incertidumbre política. La profundidad de los mercados de capitales y el rol de inversionistas institucionales son algunos de los factores que, según el informe, serían responsables de la solidez financiera nacional. “En la resiliencia macroeconómica del país, el sector financiero ha jugado un papel muy importante y ha sido capaz de absorver los shocks externos negativos”, dijo Marcel.

Factores externos

Sin embargo, esto no significa que no existan otras variables que puedan afectar la estabilidad financiera del país. Sobre esto, el informe advierte que existen peligros externos que pueden poner en riesgo la solidez bancaria nacional. La principal amenaza serían los cambios de las condiciones de financiamiento externas. El último tiempo, economías desarrolladas como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido han retirado gradualmente sus estímulos monetarios. Sumado a esto, el Banco Central Europeo ha disminuido la compra de bonos y espera subir progresivamente su tasa de política monetaria hacia fines de 2019. “Luego de varios años con tasas de interés muy bajas, esto se está empezando a revertir, lo que supone una situación financiera más restrictiva. Sin ser un escenario que anticipa una crisis, sí es un panorama en que la situación es menos holgada, porque hay un impacto en los precios de activos financieros y en los instrumentos de renta fija. Esto conlleva efectos negativos que suponen escenarios de riesgo para la estabilidad financiera nacional”, explica Roberto Castro, economista de la Universidad de Chile.

Ciberseguridad

Los ciberataques sufridos en el último tiempo por los bancos nacionales fueron la razón para que el Banco Central dedicara un capítulo del informe a la importancia de mejorar la ciberseguridad de la banca y su marco legal. “Se debe mejorar el seguimiento y monitoreo de los riesgos de ciberseguridad. Esto implica el análisis de nuevas métricas que permitan una correcta identificación y ponderación de estos riesgos”, estableció el informe. Aunque el ente rector señaló que los hechos ocurridos no comprometieron a la banca de manera integral, advirtió que uno de los desafíos a futuro será perfeccionar el marco regulatorio y la supervisión de la ciberseguridad, de lo contrario se pondrá en peligro la estabilidad financiera. Sobre esto, Mario Marcel dijo que los bancos no “solo eran responsables frente a sus clientes por los compromisos que adquirieron con ellos, sino que también por formar parte de un sistema altamente interconectado”.