Bancada evangélica exige veto presidencial ante “triunfalismo” de la diversidad sexual

En el marco de una nueva Marcha por el Orgullo, dos hitos se vivieron esta semana en materia de diversidad sexual. La comisión mixta aprobó el artículo que incluye a los menores de 14 años en el proyecto de ley de identidad de género y la comisión de Familia de la Cámara aceptó incluir la adopción homoparental.

Ante este escenario, y frente a la inminente discusión en sala, sectores conservadores exigieron un veto presidencial y reiteraron que recurrirán al Tribunal Constitucional (TC).

Sin embargo,el fundador del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, se mostró optimista con estos avances: “Esperamos que ambos proyectos pronto sean ley. Se requieren rápidamente las condiciones legales para que personas trans no vivan situaciones horrorosas de discriminación”.

Respecto a las críticas de la derecha, Jiménez descartó un veto de La Moneda ya que existen “compromisos internacionales. Hay una mayoría en el Congreso que está de acuerdo con reconocer la igualdad ante la ley. La identidad de género y adopción homoparental van a existir sin duda”, agregó.

Bancada cristiana
FOTO: FRANCISCA CARLINI/AGENCIAUNO

Al interior de la llamada “bancada evangélica”, el diputado Leonidas Romero (RN) condenó el triunfalismo de los movimientos por la diversidad. El parlamentario insistió en que acudirán al TC por la identidad de género y que esperan un veto del Presidente Sebastián Piñera en el caso de la adopción.

 

 

 

Es una aberración pretender que los niños puedan cambiar de nombre o sexo. Estamos yendo contra la naturaleza”.Leonidas Romero, diputado RN

“Espero que nuestro Gobierno vete algunas de estas leyes nefastas. Nosotros trabajamos por el Presidente Piñera, porque no las tenía contempladas. Este triunfalismo se da porque no había parlamentarios que alzaran la voz, pero hoy sí somos varios y la comunidad está despertando. Cada parlamentario deberá responder a los votantes, a la conciencia y a Dios los que somos cristianos”, indicó.

FOTO:PABLO OVALLE/ AGENCIAUNO

El también RN e integrante de la misma bancada, Eduardo Durán, comentó que ambos proyectos todavía están en comisión. “Falta mucho. Se han aprobado algunos artículos, pero queda tiempo para discutir, que vuelva a la sala y después a los senadores. Nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo para que nuestras indicaciones prevalezcan”, manifestó el diputado.

 

 

No tengo ningún problema con la diversidad, pero haremos todo el esfuerzo para que nuestra postura prevalezca”.Eduardo Durán, diputado RN

Gremialismo

Desde la UDI aseguraron que dejarán en “libertad de acción” a sus legisladores a la hora de votar los proyectos en la sala de la Cámara y el Senado.

“Yo defiendo la adopción homoparental. Lo que importa es el derecho del niño”, dijo el diputado Felipe Alessandri.

El legislador recordó la importancia que tienen los parlamentarios al momento de mejorar las propuestas del Ejecutivo y pidió “abrir la mente”. Alessandri espera que la propuesta llegue lo antes posible a la sala de la Cámara para poder discutirla y enviarla rápidamente al Senado.

Hay que recordar siempre que el interés superior es el niño o niña”.  Jorge Alessandri, diputado UDI.

Por otro lado, el diputado gremialista y secretario general de la UDI, Issa Kort, precisó que “en temas valóricos, Chile Vamos y la UDI tienen total y absoluta libertad de acción. Estas diferencias deben consolidar la libertad de opinión de diputados y senadores. Vemos que la sociedad va tomando un curso concreto y en ese sentido cada uno verá cómo va a legislar, aprobar o rechazar, dentro del Congreso”.