Ángela Prieto aplaude la apuesta por las series de calidad en la televisión abierta

En 1952, las hermanas Marina y Sofía de Angelis heredan el taller de alta costura de su padre, Ettore, inmigrante italiano que construyó una de las casas de moda más importantes de Santiago.

En una sociedad conservadora, donde el machismo era muy fuerte y la mujer era sometida a los códigos familiares y sociales, las hermanas tendrán que valérselas por sí mismas para mantener la empresa familiar en pie.

Dirigida por Valeria Sarmiento, viuda de Raúl Ruiz, y coproducida por TVN y Suricato, esta serie se ganó un fondo de $481 millones del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) en 2014, el más grande que entregó la organización ese año.

Además de Prieto, el elenco lo conforman Valentina Muhr, Catalina Saavedra, Paulina Urrutia, Daniel Muñoz, Tiago Correa, Claudia di Girolamo, Jorge Arecheta, Francisco Reyes, Edgardo Bruna, Chamila Rodríguez, Oscar Hernández, Rocío Toscano, Norma Ortiz y Gabriel Urzúa.

“Es una serie que apunta a ver cómo hemos ido avanzando como país desde los años 50. Al igual que las series anteriores del canal, ‘Casa de Angelis’ apunta a la memoria histórica”, señala el productor ejecutivo de TVN Rony Goldschmied.

La modelo y actriz Ángela Prieto es la protagonista de “Casa de Angelis”. Habiendo actuado en teleseries como “Gatas y tuercas”, “Mala conducta”, “Fortunato”, “Sin anestesia” y “El amor lo manejo yo”, y en series como “Pulseras rojas”, “12 días que estremecieron Chile” y “Los simuladores”, Prieto menciona que su actuación en la serie que se estrenará el domingo “ha sido el rol más importante que he tenido en términos de personajes”.

Desde que la producción se ganó los fondos del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), el equipo se demoró dos años en armar la producción, elegir las locaciones, los autos, los vestuarios, etc. En seis meses grabaron la serie y en otros seis meses hicieron el montaje. La serie estuvo lista para ser exhibida en 2017.

Sin embargo, Televisión Nacional de Chile (TVN) “la tenía guardada y llenándose de polvo”, según Ángela Prieto.

Ángela Prieto (40) interpreta a Marina de Angelis.

Antes de que supieras que se iba a estrenar, ¿qué opinabas de que estuviera guardada?

-Yo no sabía cuándo iba a salir al aire. Ni siquiera sabía si es que iba a salir. En ese sentido, estaba muy triste. Me preguntaba cómo un proyecto tan lindo no iba a ver la luz. Pero ahora estoy muy agradecida y feliz. TVN estaba esperando el momento más apropiado y creo que fue bastante inteligente en lanzarla ahora porque se agarró de todo el tema del feminismo y de la igualdad de género, del #MeToo y del #YaNoMás para hacerle propaganda a la serie porque es un tema que está súper vigente y candente.

El productor ejecutivo de TVN Rony Goldschmied dice que simplemente hay una sincronía importante entre las dos cosas, pero que no hay una relación de causa y efecto. “Lo hubiéramos hecho igual si es que no hubiera estado el movimiento de mujeres en la calle. Estaba en el plan de la parrilla desde antes”, señala Goldschmied.

Ángela, con respecto a tus actuaciones anteriores, ¿cómo se diferencia esta serie de las demás en las que has participado?

-Actuar en algo de época es súper rico porque realmente te transporta a otro lugar y uno logra salir más de uno. El elenco tiene muchos actores conocidos y con mucha trayectoria. Por eso, ser la protagonista de esta historia es muy gratificante. Como actriz, este es el ‘sueño del pibe’.

“Perdona nuestros pecados” (PNP) también es una teleserie ambientada en esa época, pero con una temática totalmente distinta. ¿Qué diferencias ves entre la serie con esa teleserie?

– Compararlas es muy difícil. Una teleserie dura muchos meses y hay ciertos ejes centrales que tienen que estirarlos para que dure, como le pasó a PNP. En cambio, una serie tiene diez capítulos y están mucho más cuidados. PNP estaba basada en cosas más crudas y truculentas como asesinatos y violaciones. Era más morbosa. “Casa de Angelis” es una historia un poco más sobria y está anclada en una realidad; en un cotidiano. Aunque ambas están ambientadas en la misma época, como esta serie tiene pocos capítulos, el público va a ver algo mucho más trabajado. Además, los personajes son más parecidos a la vida real. En las teleseries se buscan prototipos de personajes: que el malo sea bien malo, que la loca sea bien loca y que la que llora, llore toda la teleserie.

«Ramona» fue una serie por la que apostó TVN el año pasado y no tuvo mucho éxito. ¿Crees que los canales de televisión abierta deberían seguir apostando por estos tipos de series?

-Es una lotería. Se puede decir que son producciones de nicho y que a la gente que entiende de cine les van a gustar. Pero TVN tomó un riesgo y le mostró este tipo de producciones a su público. Creo que es una obligación de los canales y del país entregar cosas de calidad a la gente y enseñarles a ver cosas distintas. Si no lo hicieran, seguiríamos viendo las teleseries turcas, el programa de juego, el reality y el noticiero. Con “Casa de Angelis” están dándole cabida a un contenido que, aunque es ficción, se centra en un contexto histórico y político real de la época. Si TVN y los otros canales siguen poniendo este tipo de series en su pantalla, la gente se va a ir acostumbrando y va a ir agradeciendo tener material con más contenido.

El productor ejecutivo de TVN menciona que apostaron por esta serie porque “la ficción es una excelente oportunidad para hablar del país, para poner temas, y, fundamentalmente, para generar conversación”. Al igual que series anteriores que se han presentado en el canal, Goldschmied señala que “Casa de Angelis” es una “ficción con sentido”.

“Los movimientos de liberación femenina de los años 50, los movimientos sindicales y la manera de hacer política de esa época son temas que hoy día también están vigentes, por eso nos parece súper relevante hablar sobre la realidad de este país a través de la ficción y así poder contribuir a la reflexión de los valores de nuestra sociedad. Es una serie que está muy alineada con la visión pública del canal”, dice Goldschmied.

Ángela, si bien es una serie que estrenarán en horario prime, la directora admitió en El Mercurio que es una producción en la que las cosas pasan más lento. ¿Cómo crees que le irá a esta serie?

-Valeria Sarmiento está acostumbrada a hacer cine y esta serie tiene ese tiempo. Además, ella quería rescatar los ritmos de los años 50, donde la gente estaba menos conectada, no había internet y el día a día era distinto al de hoy. La idea de la directora es justamente recalcar el tiempo y el ritmo que había en esa época. Me encantaría que el público disfrutara otro ritmo de televisión, pero es un riesgo que no todos están dispuestos a tomar.

¿Qué crees que es lo más valorable de la serie?

-Pone temáticas sobre la mesa. Vamos a ver que antiguamente una mujer con mucha opinión era mal vista, que incluso para dar tu opinión, tenías que pedir permiso. En general, las mujeres no tenían permiso para trabajar ni para estudiar. Era un Chile súper distinto. Recién estaba apareciendo la pastilla anticonceptiva y la mujer tenía derecho a voto hace pocos años. Estas cosas hoy día uno las da por hecho, pero la serie sirve para mirar hacia atrás y pensar en todo lo que nuestras abuelas y bisabuelas tuvieron que avanzar para que nosotros estemos donde estamos.