El Gobierno lanza cuarta campaña en cinco años contra la violencia de género

Por: Marcela Saavedra

Katherine Medel tiene 29 años y una voz quebradiza. Habla despacio y lento para contar los motivos que la dejaron destinada a vivir sobre una silla de ruedas. Nunca olvida el sonido de los dos disparos que hace cinco años la dejaron tetrapléjica, ni quién se los proporcionó: su ex pareja. “Si sobreviví fue para contar esta historia”, dice para luego recibir los aplausos un sala completa en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM).

Hoy ella es el rostro de la campaña que lleva el slogan “No lo dejes pasar”, lanzada ayer por el Presidente Sebastián Piñera junto a la ministra Isabel Plá en el GAM. La iniciativa busca reducir la violencia contra las mujeres y, a la vez, incentivar la denuncia.

Durante su discurso, el Presidente Piñera exhortó a los parlamentarios a aprobar los ocho proyectos de Ley relacionados con la Agenda Mujer que fueron enviados en mayo y llamó a los presentes a poner énfasis en erradicar la violencia hacia la mujer en nuestro país.

Campañas con poco impacto

 La palabra femicidio se integró por primera vez al corpus legal de la constitución chilena en 2010 y, sin embargo desde esa fecha,  las cifras de violencia no han descendido en nuestro país.

Esto se ve reflejado en los dichos del Presidente Piñera durante el discurso de ayer, donde sostuvo que “en lo que va de año ya se han registrado 99 femicidios frustrados, mientras que el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, ya alertó que han ocurrido 31 femicidios consumados”. “La violencia hacia la mujer sigue siendo un problema urgente para Chile”, sostuvo el mandatario.

Mientras que esta  no es la primera campaña que busca reducir la violencia contra la mujer. Según los datos del Ministerio de la Mujer, desde 2014 que se han realizado cuatro campañas parecidas, con resultados similares. Lo que se condice con la visión del publicista y Director de la Escuela de Publicidad de la Universidad Diego Portales Cristián Leporati, quien mantuvo: “Las campañas publicitarias de este tipo no generan ningún tipo de impacto salvo en el momento que sea hace. Tienen vida corta porque en general tienen poco presupuesto y están hechas de una forma predecible”.

Para Leporati, el tema de la violencia hacia las mujeres “es un asunto sistémico (cultural) que requiere de un trabajo conjunto que involucre los Ministerios de Educación, Mujer y Cultura”, dijo y agregó:

“No se puede esperar que una campaña publicitaria genere un impacto social importante si no va acompañada de un cambio cultural”.

Respecto a este punto, la Directora  ejecutiva de ComunidadMujer Alejandra Sepúlveda, concuerda con Leporati y sostuvo que “Más allá de la campaña que se hace anualmente, es necesario desarrollar un mayor número de acciones para dar respuesta a la magnitud del problema en nuestro país”. Y si bien, como ComunidadMujer aprecian la iniciativa del gobierno, Sepúlveda mantiene que

“los esfuerzos deben ser articulados con la finalidad de  integrar a los diferentes actores sociales y para ello, se requiere un trabajo conjunto en la prevención de la violencia”.

“El Congreso hoy tiene en sus manos la discusión de un proyecto de ley que mejora la normativa que existe, es indispensable aprobarla con diligencia”, dijo.