Expertos alertan que el autoexamen mamario no basta para detectar el cáncer

Por Claudia Hervias

 

Día a día, en el país mueren cuatro mujeres por cáncer de mama. De hecho, es la primera causa de muerte en mujeres con enfermedades oncológicas. Según la Seremi de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, se deben fortalecer los factores que contribuyen a la prevención; tales como la actividad física, la disminución del alcohol y el sedentarismo. “Si las mujeres son responsables con su salud y mantienen estos tres factores de manera controlada disminuyen bastante los factores de riesgo”, destacó Oyarce.

Convocadas por el fin del mes del cáncer de mama, las matronas de la Fundación Arturo López Pérez (FALP) en conjunto con la Seremi de Salud Metropolitana, se reunieron ayer en la Plaza de la Ciudadanía con el fin de educar a la población por medio de paneles con la silueta femenina y un prototipo de mama hecho de silicona para identificar posibles signos de alerta del cáncer. “Realizarse el autoexamen una vez al mes es vital. Se deben buscar, entre otras anomalías, nódulos palpables, diferencias en el tamaño entre una mama y otra, retracción de la piel o pezón, patrones venosos prominentes, secreción por el pezón y signos de inflamación”, indicó Francisca Chris, matrona de la FALP.

Según Mónica Hernández, enfermera del Seremi de Salud, la tasa de supervivencia de las mujeres con cáncer de mama se incrementa drásticamente cuando se diagnostica en una etapa temprana. Si se detecta el cáncer de manera precoz, se puede llegar a una sobrevida de diez años que alcanza hasta un 98%. Sin embargo, la experta menciona que “desafortunadamente, sólo el 60% de los cánceres se diagnostican en una fase localizada, por eso, la mamografía debe ir acompañada de un examen físico regular de mama para mejorar ese porcentaje”.

Los problemas del autoexamen

A pesar de que el Minsal y la FALP fomenten el examen físico, no todos los expertos están de acuerdo con el autoexamen debido a que en muchas ocasiones, por desinformación de la población, las mujeres realizan solo la revisión física. “Las personas que se realizan el autoexamen y no se palpan nada extraño suelen quedar tranquilas y no se realizan la mamografía ni la ecografía mamaria. Prefieren quedarse con la autopalpación porque no duele y lo hacen en privado”, afirmó Miriam Riveros, jefa de unidad de mama de la Clínica Dávila.

Con esto concuerda Patricia González, radióloga de mamas de la Clínica Avansalud. “La mayoría de las veces no se podría detectar el cáncer solo con el autoexamen porque los nódulos son milimétricos y solo se pueden detectar a través de la mamografía”, añadió González. En este contexto, los entendidos recomiendan que las pacientes jóvenes se realicen la ecografía mamaria (técnica de imagen que utiliza ultrasonido) y que las mayores de 40 años se hagan la mamografía una vez al año.

Criticando a lo que propone el Estado, María José Carrasco, radióloga de mamografía en Megasalud, afirmó que promover que la población se haga la mamografía es más beneficioso que incentivar el autoexamen. “La campaña ‘Hazte la mamografía’ del SernamEG me parece mucho más efectiva y profesional que promover el examen físico, ya que puede revelar cambios en las mamas antes de que sean detectados por el paciente, e incluso, el mismo médico”. En este sentido la radióloga recalcó que la autopalpación debiese ser complementaria al examen imagenológico. “El autoexamen no es malo, pero las pacientes se quedan solo con ese diagnóstico”.