Jaime Mañalich reveló que existieron errores en el conteo de contagiados y fallecidos por covid-19

por Doménica Garcés

Tras cinco horas de declaración, el exministro señaló que las plataformas encargadas del monitoreo de datos presentaron falencias al inicio de la pandemia.

La sesión dio inicio a las 9:00 en la sala del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. El exministro de Salud, Jaime Mañalich, declaró este miércoles, a través de una videoconferencia, como imputado por las causas que investigan presuntas negligencias en el manejo de la pandemia de covid-19.

El médico, quien estuvo al frente de la cartera de Estado durante los primeros meses de la crisis sanitaria, aseguró que no existió un exceso en la cifra de fallecidos por coronavirus y atribuyó el mal conteo de casos a diversos errores que presentó la plataforma Epivigila, sistema de monitoreo de contagiados y fallecidos.

El otrora secretario de Estado expuso ante el juez Ponciano Salles por dos investigaciones que se llevan a cabo en su contra, a raíz de las querellas interpuestas por Daniel Jadue, alcalde de Recoleta, y el senador Alejandro Navarro. El edil presentó una acción judicial en la que responsabiliza a Mañalich por la muerte de 62 personas en su comuna. El escrito también apuntó a un posible ocultamiento de información en el conteo de contagiados y fallecidos.

Registro de datos e información

El exjefe de cartera, quien abandonó su cargo el 13 de junio, reconoció que hubo errores en el sistema Epivigila, encargado de contabilizar los casos de contagiados y fallecidos, y en la plataforma Raveno (Registro de Alerta y Vigilancia de Enfermedades de Notificación Obligatoria), que documentaba los casos de coronavirus de forma digital y no con documentos en papel.

Mañalich señaló que, a finales de abril, se dieron cuenta de que estas aplicaciones presentaban una debilidad en el monitoreo de casos. “Daban una información insuficiente para la toma de decisiones adecuadas y la evidencia, que está documentada, es que había casos duplicados, fallecidos anotados dos veces, fallecidos que no estaban fallecidos, personas que todavía aparecían como vivas en Epivigila y que el Registro Civil las tenía contabilizadas como fallecidas», indicó Mañalich.

Respecto al registro de decesos, ambos sistemas también arrojaron errores significativos. “Raveno hacía el conteo de fallecidos, que también corresponde a una notificación obligatoria y, por lo tanto, se produjo un enorme desfase entre las fechas de fallecimiento, el número de fallecimientos y lo que tenía registrado Epivigila”, dijo Mañalich y agregó que nunca existió un sistema de registros paralelos, “lo que hubo fue un conteo realizado por Epivigila que necesitó ser complementado por otras fuentes de información para que sea confiable”.

En relación a la notificación de esta problemática, el exmagistrado indicó que se contactó con la Contraloría en mayo para que se realizaran auditorías a la plataforma. “La Contraloría detectó un error de 35 mil casos acumulados, no contabilizados, de coronavirus, y exigió esta corrección que se hizo el 16 de julio y se inició un sumario para investigar responsabilidades.” Además, ratificó que no existe una cifra de exceso de fallecidos. “A mayor abundancia, tenemos 545 decesos menos de los esperados”, aseveró ante el juez.x