Tras legítimas elecciones Luis Arce asumirá el 8 de noviembre como presidente

Luis Arce fue reconocido internacionalmente como el “milagro” económico mientras fue ministro de Evo Morales, quien volverá a Bolivia luego de que Arce asuma oficialmente este domingo.

El exministro de Economía de Evo Morales, gobernará Bolivia luego de ganar los comicios de octubre, legitimados por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Luis Arce, quien fue el impulsor de la economía durante el gobierno del exmandatario Evo Morales, ganó las elecciones del pasado 18 de octubre con el 55,1% de los votos.

Sin embargo, el escenario es controversial, pues ayer el Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Arce y Morales, denunció un ‘atentado’ con cartuchos de dinamita en la sede del comando ubicada en La Paz.

La campaña del MAS para llevar a Luis Arce a la presidencia, fue gestionada desde Argentina por el exmandatario Evo Morales, quien renunció al mando el 10 de noviembre del pasado año, cargo que mantuvo por 13 años. Morales salió en medio de lo que sus partidarios llaman un ‘golpe de Estado’, esto, luego que las Fuerzas Armadas le recomendaran dimitir pacíficamente tras las irregularidades que detectó la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones del 20 de octubre 2019.

De alumno a maestro

Tras la victoria del MAS algunos grupos han protestado en las calles, especialmente en la región de Santa Cruz, conocido territorio de pensamiento opositor. El Comité Cívico Pro Santa Cruz amenaza con seguir manifestándose hasta recibir la auditoría que demandan. A pesar de ello el Tribunal Supremo Electoral (TSE) descartó irregularidades y la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló que no se presentaron acciones fraudulentas”. En este escenario, el presidente electo publicó en Twitter: “Las movilizaciones solo retrasan la reactivación, generación de empleos e ingresos”.

«Hoy Bolivia tiene una autoridad electoral independiente y tuvo una contienda más equitativa, lo que dio como resultado una jornada electoral exitosa en la que no se presentaron acciones fraudulentas. La ciudadanía votó libremente y el resultado ha sido contundente. Esto le brinda un alto nivel de legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral en su conjunto»

Extracto informe preliminar de la OEA sobre las elecciones 2020 en Bolivia

El economista Luis Arce Catacora, fue el titular de las arcas fiscales en Bolivia entre el 2006 y el 2019, con una breve pausa en 2017 para recuperarse de un tumor cancerígeno al riñón. A tres semanas de las elecciones presidenciales en Bolivia, un estudio cuantitativo que registró el clima electoral para octubre, posicionó a Luis Arce con un 41,7% por sobre los otros candidatos. Por su parte, la encuesta realizada por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), contabilizó que más de la mitad de los consultados considera que los principales problemas a solucionar son los relacionados a la economía y el empleo, así también, y en cuanto a la situación del país, un 72,6% percibe que la crisis económica es extrema y hay una mayoría de gente en el país que está pasando hambre.

Algunas de las primeras medidas que Arce prometió gestionar una vez presidente, es aplicar un impuesto a los más ricos de Bolivia; gestionar una reforma tributaria y entregar un bono de Bs. $ 1.000 (moneda local) para combatir “el hambre”.

Según el analista político Felipe Vergara, el gobierno de Luis Arce no sería la continuación del presidente al que sirvió. “Él no es el delfín de Evo Morales. Si bien siempre tendrá su sombra, Arce está más preparado y como viene del mundo de la economía y las finanzas, pienso que se concentrará más en eso y no en un modelo populista como el de Evo Morales”. Según un artículo en The Wall Street Journal, publicado en 2014, Luis Arce, “el hombre detrás del éxito de Evo Morales”, logró que la economía creciera alrededor de un 5% anual

El analista político internacional Guillermo Holzmann coincide con Vergara y señala: “Luis Arce no es del perfil de Evo Morales, y en consecuencia tiene un mayor espacio de maniobra respecto a lo que quiere hacer y cómo hacerlo. Su prioridad es avanzar hacia la recuperación económica y eso implica no tener conflictos con los países vecinos, lo cual favorece a Chile”.

Caso Río Silala

La gestión de Luis Arce deberá continuar con el caso Silala que mantiene a Bolivia y Chile enfrentados ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya. Si bien los alegatos orales están suspendidos a causa de la pandemia, la demanda por el estatus y uso de las aguas del río Silala, es un punto de tensión y conflicto latente.

El río Silala nace en Bolivia ‘aguas arriba’ y atraviesa la frontera hacia Chile ‘aguas abajo’, por lo tanto, es un curso de agua internacional, figura que Bolivia rechaza desde 1996. La administración de este recurso hídrico se enmarca por el derecho internacional consuetudinario ratificado en diversos y legítimos tratados que Bolivia ha persistido en cuestionar.

La defensa de Bolivia niega que el río sea internacional y asegura que es un manantial artificialmente desviado por Chile. Por su parte, Chile reconoce el uso compartido del recurso hídrico, regulado desde el Tratado de Paz, Amistad y Comercio de 1904, sobre el cual tiene derecho equitativo y razonable según las normas.

En opinión del analista Felipe Vergara “casos como este deben seguir su curso natural y ojalá morir prontamente para empezar un camino más fructífero. La demanda por el Silala no tiene asidero y creo que terminará como las otras querellas bolivianas, que son típicos saludos a la bandera”.

Por su parte, Guillermo Holzmann, comenta que las proyecciones respecto al caso Silala favorecen a Chile, y en consecuencia, “el país tendrá que buscar qué estrategia o propuesta le hará a Bolivia, no en términos de una salida al mar, sino en términos de asociatividad”.

Este domingo Luis Arce asumirá como presidente en la Casa Grande del Pueblo, sede del gobierno boliviano. Sus principales desafíos son la economía y el empleo. Por último, se espera que el 9 de noviembre Evo Morales vuelva tras una polémica salida. 

Related posts

La Casa Blanca prepara la transferencia del poder mientras Trump niega los resultados

Congreso de Guatemala da marcha atrás y retira el presupuesto 2021

La “generación del Bicentenario” impulsa el cambio social y político en Perú