Alumnos cambian sus tradiciones de graduación debido a la pandemia

por Catalina Pérez

Las celebraciones y ritos de fin de año fueron cancelados en su mayoría debido a la crisis sanitaria, dejando a varios alumnos sin un cierre correspondiente de su ciclo escolar.

El cuarto medio de colegio San Rafael, de Lo Barnechea

A pesar de que algunos colegios han pedido retornar a las clases presenciales, no todos lo han logrado debido a la pandemia. Por ende, algunos alumnos de cuarto medio se han quedado sin una despedida y celebración de graduación.

Así también, los estudiantes han perdido varias instancias, ritos y actos que eran representativos para su generación y que caracterizaban “el último año”.

“A principio del 2020 uno pensaba: voy a hacer más cosas, voy a aprovechar al máximo. Además, el colegio te dice que te dará mucho más, que tienen actividades y que tendremos más libertades; que cuarto medio es el año que más vas recordar”, señaló Guadalupe Vial, del colegio Los Alerces.

Ritos abandonados

Usualmente los cuartos medios realizan ritos de despedida, ya sea una guerra de agua; rallarse la polera el último día; intercambiarse la ropa entre hombres y mujeres; hacer la “cimarra”, entre otros. Durante este año muchos de los estudiantes de cuarto medio no han podido experimentar estos actos de celebración.

Catalina Riquelme, estudiante del Liceo Abate Molina de la comunidad de Talca, señaló que “nos vamos a perder varias actividades, como por ejemplo, para el aniversario los cuartos siempre organizan una fuga además de una guerra de bombitas. También íbamos a celebrar el 18 de septiembre en los quinchos, hacer cambio de ropa entre hombres y mujeres y nos íbamos a rayar las camisas con frases y las firmas de nuestros compañeros, pero no pudimos hacer nada de eso, ni tampoco podremos celebrar la gala”.

Las alumnas del Colegio Los Alerces de Lo Barnechea

Por su lado, Javiera Cabezón, estudiante del colegio Los Andes, señaló que debido a la pandemia “todo el año se vió afectado, ya que se supone que es un año que el colegio organiza para que al final el curso lidere, tanto las actividades de las alianzas como en el cierre de año”.

En un intento de no perder todas estas experiencias, los cuartos medios del colegio Los Alerces intentaron seguir con los planes originales.“Hicimos la “cimarra” online, pedimos permiso para faltar a todas las clases un día y simplemente no nos conectamos”, aunque “no fue lo mismo”, explicó Guadalupe Vial. También agregó que “me da mucha pena que hayan cosas que no se van a realizar, nosotras teníamos una tradición en la que antes de graduarnos hacíamos una fiesta padre /hija, pero no la vamos a poder hacer”.

La última foto

La foto de fin de año es un hito importante para los estudiantes, ya que es uno de los recuerdos que los acompañará por siempre. No obstante, este año los colegios se han visto con dificultades para poder realizar esta tradición.

Gracia Huidobro, alumna del colegio Los Alerces, señaló que a pesar de los esfuerzos del curso, no se pudieron sacar una foto grupal para el anuario, por lo que una compañera suya realizó una caricatura del curso, la cual irá en reemplazo.

En su colegio, el retrato para la graduación se realizó a partir de grupos pequeños. “Apenas sacaron la cuarentena nos llamaban en grupos de a seis, y cuando cambiamos a fase 3 logramos sacarnos la foto del curso, con distanciamiento y mascarilla de por medio”, señaló Javiera Cabezón.

Graduación

Nicolás Vergara, estudiante del Liceo Abate Molina de Talca

Con respecto a la graduación, los colegios están postergando o dividiendo a las generaciones para realizar la ceremonia. En el Liceo Abate Molina de Talca todavía se está decidiendo la forma en que se realizará la celebración. Nicolás Vergara, estudiante de la institución, señaló que “nos dijeron que se estaba pensando hacer online, pero con mis compañeros propusimos hacerla más tarde de forma presencial. No importa si se realiza el próximo año o con un solo apoderado, pero queremos vernos y despedirnos, no hacer algo por Zoom”. También agregó que no ve una posibilidad de hacer una fiesta de forma externa para celebrar el hito de la salida del colegio, puesto que sus compañeros temen contagiarse y algunos no responden cuando se les intenta contactar.

Por su lado, tanto el Colegio de Los Andes como Los Alerces realizarán una ceremonia en modalidad presencial, en donde se les entregarán los certificados de graduación de cuarto medio a las alumnas. Ambas instituciones lograron hacer una despedida a las estudiantes dándole un cierre al ciclo escolar. Cabezón indicó que el Colegio Los Andes va a realizar una graduación solo con los padres como compañía y posteriormente cada curso se reunirá por separado para despedirse.

En Los Alerces, tras la ceremonia del colegio, las alumnas harán una fiesta de graduación con pareja en las afueras de Santiago en la casa de una de las integrantes del curso.